El vino relaja, estimula los sentidos, y es útil para cualquier actividad física

parque okok

Dicen que el vino moderado es salud para el cuerpo y alegría para el alma. Escritos chinos, libros indios, míticas leyendas griegas, inscripciones egipcias y crónicas americanas garantizan que hombre y vino tienen un pasado común, un presente perfecto y un futuro prometedor.

Gracias a su poder antioxidante, nuestros vinos previenen las afecciones cardiovasculares. Argentina se posiciona entre los países que apuestan a una vitivinicultura sustentable, con vinos que mejoran la calidad de vida de los consumidores.

Hablar desde la experiencia…

Presentamos a Luis Mantegini, un mendocino que disfruta la vida a pleno y logra una armonía entre el vino, la vida saludable y el deporte. ¿Es bueno combinar el vino y el deporte? ¿Por qué? ¿Es conveniente consumir una o dos copas la noche anterior a una carrera? Para responder estas y otras preguntas, nada mejor que hablar con Mantegini, licenciado en turismo, sommelier y deportista.

Ciudad de Mendoza: ¿Qué deporte realizás?

Luis: En los últimos dos años he corrido y practicado tenis, uno de mis deportes de toda la vida. Alterno cada actividad semanalmente acorde a los tiempos, manteniendo una constancia y aprovechando los fines de semana. La última maratón que corrí fue la Internacional de Mendoza el pasado 1 de junio en los 42 kms. Ahora pienso en mi próximo desafío: los 42 kms de la Maratón Adidas de Buenos Aires.

Ciudad de Mendoza: ¿Hace cuánto practicás deporte?

Luis: De chico, desde los 6 años. Mis padres me inculcaron la vida de club, y uno de los primeros deportes que practiqué fue básquet, fútbol y tenis. Creo que el deporte y el club es esencial para los chicos; la práctica del deporte, el interactuar con otros. Es un ámbito sano que te hace bien mentalmente además de hacer buenos amigos.

Ciudad de Mendoza: ¿Cuál fue tu primer acercamiento al mundo del vino?

Luis: Mi primer acercamiento lo recuerdo a los 18 años cuando bebía mis primeras copas de espumante y blanco dulce, comenzando a comprender la magia de esta bebida. Primero como consumidor; años más tarde me entusiasmó la idea de vender vinos y junto a mi hermano nos fuimos a la Costa Atlántica Argentina con un pequeña vinoteca, que luego pusimos en Mendoza con un Wine Bar. El vino me marcó y me sedujo una vez que lo probé, característica que tiene esta deliciosa bebida con aquellos que la beben.

Ciudad de Mendoza: ¿Cuáles son las principales razones para disfrutar de una copa diaria de vino?

Luis: Son muchas las razones para disfrutar de un vino. Todas las sensaciones que te genera esta bebida, los momentos y experiencias que se viven alrededor de cada copa son razones suficientes. El beber a diario se asocia al tiempo que puede tener uno para sentarse y disfrutar de cada copa.

Ciudad de Mendoza: ¿Qué beneficios aporta el vino tinto al organismo y a la salud?

Luis: Estudios numerosos han demostrado que el vino tinto aporta muchos beneficios a la salud, más si su consumo es regular y moderado. Se sabe que el vino tiene propiedades saludables, entre los componentes del vino existen unas sustancias que se caracterizan por sus propiedades antioxidantes, se trata de los polifenoles, moléculas presentes en la uva a las que se les ha atribuido acción protectora frente a algunas enfermedades. Existen varias clases de polifenoles, los más conocidos son los flavonoides y los estilbenos como el resveratrol.

Ciudad de Mendoza: ¿El vino es parte de tu dieta diaria? ¿Por qué?

Luis: Sí, totalmente. Básicamente me gusta y eso hace que lo quiera disfrutar a diario. La clave es asociar un vino, cualquiera sea, a un momento de relax, quizás después de un día largo de trabajo, o simplemente la excusa para disfrutar de una comida. Siempre me gusta compartirlo con mi mujer, con amigos o con mi familia, es la mejor combinación que disfruto y la recomiendo porque es totalmente placentera.

Ciudad de Mendoza: ¿Cuántas copas se recomiendan tomar por día?

Luis: Los especialistas en salud recomiendan una copa al día, yo recomiendo dos copas o vasos al día, puede ser una al almuerzo y otra en la cena, es la forma de beber y disfrutar regularmente del vino. Todos los días y en su justa medida es la receta.

Ciudad de Mendoza: ¿Es útil el consumo del vino en la práctica del deporte?

Luis: No sé si es útil a nivel rendimiento, pero sí es necesario para poder relajarse, hay veces que un día antes de cada competencia te cuesta dormir. Tomarse una copa de vino es relajante y ayuda a conciliar el sueño. Así también para después de una actividad física no hay mejor opción que sentarse a comer disfrutando de un vino. El vino relaja, estimula los sentidos y eso en ocasiones es útil para cualquier actividad física.

Ciudad de Mendoza: ¿Qué aporta el vino al deporte?

Luis: Si tenemos en cuenta que el vino es una disolución hidroalcohólica en la que se encuentran más de 600 sustancias, entre ellas minerales como el potasio, calcio, magnesio, litio, hierro, sodio, esenciales en nuestro organismo, creo que en su justa medida puede aportarnos beneficios y efectos positivos en nuestra salud.

En lo personal aporta motivación, pensar qué vino voy a beber luego de una intensa actividad deportiva me resulta motivante. También acompaño con una copa de vino la previa de una competencia que me ayuda a pensar estrategia y objetivos a lograr.

Ciudad de Mendoza: Contame tu experiencia, ¿cómo resulta la combinación de deporte, vino y salud?

Luis: Para mí es una combinación vital y necesaria, hacer deporte hace que me sienta bien conmigo mismo, en lo físico y mental, y eso significa que estoy bien de salud. El vino me da placer y felicidad, lo mejor es que ambos se pueden combinar, pudiendo realizar una actividad física amateur o competitiva y a su vez disfrutar de todo el placer relacionado al mundo del vino. Hay que tener equilibrio en todo lo que se hace, los extremos no son buenos, por esto recomiendo combinar equilibradamente el deporte con el placer de las comidas y el vino, porque todo en su conjunto es satisfactorio y saludable.

Es importante que el consumo de vino pueda ser asociado al deporte y no que se vean opuestos, es decir, que el hacer una actividad física no te impida disfrutar del vino y que éste no te impida hacer deporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*